Intolerantes, irrespetuosos y egoistas por naturaleza

El ser humano es intolerante, irrespetuoso y egoista por naturaleza, o eso es lo que he sentido hoy, además de vergüenza ajena, rabia e impotencia; y todo, en un tranquilo paseo por el Parque de Maria Luisa esta mañana…

Resulta que me he levantado con ganas de pasear y llevar a mi hijo al Parque de Maria Luisa (o “parque de las palomas”).
Cuando llego al parque, me encuentro con una “exposición al aire libre” de los estudiantes de 3º de Arquitectura Técnica de la Universidad de Sevilla.

En esa exposición, que no entro en el tema que guste o no (para gustos los colores) pero si es original, habia varios temas.

En una de ellas, estaban usando hojas secas de los arboles pintadas de diferentes colores, y con ellas, habian adornado fuentes, y han dibujado huellas y corazones en los alrededores.

En otra, habían puesto cinco cuerdas entre dos árboles, y habian colgado carton cortado en forma de notas musicales, simulando un pentagrama.

Usando una plaza que, cuando se hizo el parque servia de biblioteca privada; la habian llenado de libros.

Otra de las exposiciones titulada “sopa de colores” han llenado LOS ALREDEDORES de una zona infantil con platos desechables de colores.

Al llegar aqui, me encuentro con una madre discutiendo con los estudiantes con el argumento que “si voy a un museo voy a ver arte pero esto no es arte, es una zona de juegos de niños”, a esta frase, un padre comenta: “dejala, no ves que no se entera, esa niña parece tonta”

“Esa niña tonta” en cuestión le comentó a los padres que entendia que algun niño pudiera coger un plato, y no iban a decirle nada, pero que pedian un poco de colaboración a los padres para que todo se mantuviera un rato asi.

Decir que, aunque todo el alrededor de esa zona de juegos estaba llena de platos, habia una parte sin ellos para poder pasar hacia la zona de juegos de los niños; pero además, los estudiantes solo necesitaban que se mantuviera lo mejor posible hasta que llegaran sus profesores para evaluar el trabajo.

Yo tengo un hijo, y entiendo que esa zona sea dedicada a ellos para que jueguen, pero tampoco pasa nada por si un dia (SOLO UNO) no juega en esa zona, todavía se puede pasear y jugar por los otros 400.000 metros cuadrados que tiene el parque en los que hay mas zonas infantiles que los estudiantes no habían ocupado.

Personalmente hoy el parque me ha gustado mucho mas que otro dia, mucha mas gente, exposiciones…

Deja un comentario